Nota escrita por el equipo de Adaptación al Cambio Climático de Sustentabilidad Sin Fronteras: Alfredo «Alpio» Costa, Luis Romero, Diego Pontorno, Lucía Newkirk y Micaela Abrigo. 

Los impactos que vemos actualmente, se volverán más severos conforme aumenten los niveles de calentamiento global, por lo que las medidas de adaptación no evitarán el 100% de los daños y las pérdidas ocasionadas por el cambio climático.

El año pasado te contabamos aspectos claves sobre la primera parte del Informe del IPCC denominado “Las Bases Fisicas del Cambio Climático” donde quedaba claro que la evidencia de calentamiento global es inequívoca y cada retraso que tengamos en mitigarlo repercute en un rápido cierre de ventanas de oportunidad. En esta oportunidad, te vamos a contar brevemente acerca del último Informe lanzado el pasado 28 de febrero sobre “Cambio Climático 2022: Impactos, adaptación y vulnerabilidad”.

“La adaptación salva vidas» (António Guterres, Secretario General de Naciones Unidas)

Acerca del Reporte “Cambio Climático 2022: impactos, adaptación y vulnerabilidad”

Este año, el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés) a través del Grupo de Trabajo II presentó su contribución al Sexto Informe de Evaluación (AR6) del IPCC donde se realiza una evaluación detallada de los impactos, riesgos y adaptación al cambio climático a nivel global y también con análisis regionales.

En esta oportunidad se hacen explícitos algunos aspectos claves para abordar la adaptación al cambio climático:

¿Cuáles son los datos claves de este Reporte a nivel global?
Podemos sintetizar las principales conclusiones en estos puntos:

¿Qué implicancias tienen las conclusiones para América Latina y el Caribe?
En la actualidad, las regiones que presentan los mayores porcentajes de personas afectadas por los impactos del cambio climático se encuentran en América Latina y el Caribe, África y Asia.
Además, las altas temperaturas y las sequías se conjugan para causar reducciones en el rendimiento de los cultivos y esto, a su vez, impacta negativamente en los ingresos de los hogares, las empresas y los fondos públicos, afectando a la economía en general.

En el caso de las ciudades, las olas de calor combinadas con fenómenos de isla de calor urbano y contaminación del aire, afectan a la salud de las personas, el transporte, la infraestructura eléctrica y la disponibilidad de agua. Y sucede que el análisis de la vulnerabilidad no es el mismo a una escala nacional que a una escala local. Es necesario analizar la exposición, la sensibilidad, capacidad adaptativa y, principalmente, responder al interrogante ¿por qué se es vulnerable? Por ello, es clave “generar capacidades a nivel local” para poder abordar soluciones eficaces (Roberto Sánchez-Rodríguez, Colef (México), vicepresidente del Grupo de Trabajo II del IPCC).

En América Latina y el Caribe, la población está más concentrada en el entorno urbano y, por lo tanto, es importante mejorar la gobernanza, la inclusión y la equidad. Hay que pensar en cómo hacer para que la ciencia sea el motor de esta transformación.

Si hablamos de impactos observados, en la región de Centro y América del Sur se identifica que:

¿Y qué sucede con los impactos proyectados (futuros)? Por ejemplo, en un mundo con una temperatura que llegue a 1.5° de temperatura respecto a valores pre-industriales, se espera un aumento de entre el 100% y el 200% de las zonas afectadas por inundaciones en Colombia, Brasil y Argentina; un 300% en Ecuador; y un 400% en Perú.

Unos 170 países ya tienen políticas de adaptación en el mundo pero en América Latina es muy común que sea un trabajo autónomo por sectores donde falta transversalidad y donde existe una gran brecha de conocimiento en cuanto a aquello a lo que nos tenemos que adaptar.

“Cuando ocurren múltiples eventos extremos al mismo tiempo, agravan el riesgo en general y son más difíciles de manejar” (Carolina Vera, Investigadora CONICET y Vicechair del Grupo de Trabajo I del IPCC) y, en este contexto, no podemos velar solamente por el bienestar humano, sino también debemos velar por la salud de la naturaleza.

Medidas para avanzar con la adaptación

Sobre el IPCC y por qué es tan importante su Informe
La crisis climática como emergencia llegó a los grandes medios de comunicación hace poco, pero el cambio climático es algo de lo que la ciencia viene hablando hace décadas. El IPCC fue creado hace 33 años con el objetivo de proporcionar información científica a los gobiernos para que puedan utilizarla en su toma de decisiones y desarrollo de políticas climáticas. Los informes que produce el IPCC no son investigación propia, sino que se trata de una evaluación de todo lo publicado al respecto (para el Informe “Cambio Climático 2022: Impactos, Adaptación y Vulnerabilidad” se analizaron 34.000 artículos científicos). Busca ordenar toda la información, sacar conclusiones y señalar los vacíos de conocimiento en materia climática.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *