Por: Nasha Ayelén Cuello Cuvelier

 

Créditos de la imágen: Graeme Mackay

 

1. La curva sube, tiene que llegar a un pico y bajar. Pero ¿qué curva?

Hablamos de la concentración de gases de efecto invernadero (en adelante “GEI”) que sigue creciendo de manera exponencial, habiendo superado una concentración de 400 PPM de CO2 equivalente en marzo de 2015. Esto quiere decir que nuestra atmósfera se sigue cargando con estos gases que evitan que parte de la radiación que nos llegue del sol se libere de vuelta al espacio, aumentando la temperatura del planeta de manera sostenida.

2. ¿Por qué no queremos que la curva siga subiendo?

Debido al aumento sostenido en la temperatura media global del planeta se afecta el sistema climático como lo conocemos, produciéndose cambios desfavorables para los seres humanos y las demás especies. Por ejemplo, podemos decir que se intensifican los fenómenos climáticos extremos tales como las inundaciones, las sequías, los huracanes. Estos empiezan a ocurrir de manera más intensa y más frecuente.

¿Puede ponerse peor? Sí, mucho. Si no hacemos nada la temperatura media global anual del planeta podría aumentar más de 2°C para el año 2050. Para una descripción vívida de cómo sería, les recomiendo el libro “The future we choose” de Christiana Figueres. Acá va un fragmento:

“El aire se vuelve denso, caliente, sofocante. El uso de barbijos es cosa de todos los días debido a la contaminación. El aire a veces es ácido y te puede dar náuseas. […] Traspasar puntos de no retorno ya fue muy doloroso. Primero fue la extinción total de los arrecifes de coral. […] Las costas de Bangladesh, México, Estados Unidos y otros lugares fueron afectadas por huracanes siendo mortales para miles y desplazando a millones…”

[Los desafío a leer el capítulo sin sentir solastalgia y también a sentir todo lo contrario leyendo el capítulo que le sigue].

3. Entonces, ¿Qué hacemos?

Si como humanidad queremos evitar las peores consecuencias del cambio climático debemos en el corto plazo comenzar la trayectoria de reducción de emisiones “aplanando la curva” con el objetivo de que a escala planetaria el balance entre los GEI* emitidos y absorbidos tenga un balance igual a cero. Ser “carbono neutral” en el caso de un territorio quiere decir que las emisiones que se liberan a la atmósfera son menores o iguales a las capturadas. ¿Qué cosas “capturan” emisiones? Principalmente gracias al crecimiento de los autótrofos (árboles, algas, fitoplacton, etc). Esto lo podríamos potenciar apoyando la regeneración de los bosques nativos y ecosistemas protegidos.

4. ¿Quiénes?

Uno de los principios internacionales en la lucha contra el cambio climático es el de “Responsabilidades comunes, pero diferenciadas”. Esto quiere decir que TODOS tenemos parte de la responsabilidad pero aquellos que son los mayores emisores (países o empresas) también tienen que ser los que asuman los mayores compromisos. Para cada nivel de organización el desafío es diferente, pero el objetivo es el mismo. A nivel empresas podemos observar cada vez más compromisos como el de Apple de ser carbono neutrales a 2030. A nivel de países en el año 2015 197 países firmaron el Acuerdo de París comprometiéndose a mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2°C. A nivel individual, cada vez más se observa un aumento en la conciencia de los impactos de las acciones personales y las decisiones de consumo. Las calculadoras personales de huella de carbono pueden ayudar como instrumentos de concientización y empoderamiento individual.

5. ¿Cómo venimos?

Más allá de los compromisos anunciados, no vamos en una buena dirección. Las emisiones totales globales siguen aumentando de manera exponencial. Estamos en una trayectoria de aumento de la temperatura de entre 3,5°C y 4°C para el año 2100. Es por esto, que tenemos que aumentar la ambición en la acción climática. ¿Cómo lo hacemos? Es muy probable que nadie tenga una respuesta completa a esta pregunta y al mismo tiempo todo ser humano hoy es responsable de pensarla y tiene posibilidad de ser parte de la solución. Algo que sí sabemos es que la transición va a requerir el más grande cambio de “mindset” colectivo y global que jamás se haya visto antes en la humanidad. No nos falta evidencia científica, no nos falta tecnología, no nos faltan líderes comprometidos, no nos faltan medios de comunicación para empezar el cambio masivo. Nos falta hacerlo masivo. La transición a un mundo más justo, equitativo, sustentable, inclusivo y resiliente es posible.

Y vos, ¿vas a ser parte de la #Regeneración?

 


Concentración actual de gases de efecto invernadero

https://www.co2levels.org/?s=aw&gclid=CjwKCAjw4MP5BRBtEiwASfwALz2a2ATvOx1EMYmVCwVpNfrzU0CIygEpRAr6ew9wwr4mGP_Pt5xpVRoCXicQAvD_BwE

Acuerdo de París

https://unfccc.int/sites/default/files/spanish_paris_agreement.pdf

Compromiso de Google

https://www.apple.com/newsroom/2020/07/apple-commits-to-be-100-percent-carbon-neutral-for-its-supply-chain-and-products-by-2030/

The future we choose by Christiana Figueres (un libro que todo líder debería leer).

https://www.amazon.com/-/es/Best-Book-Briefings-ebook/dp/B0868PHM54

Solastalgia

https://es.wikipedia.org/wiki/Solastalgia

Elementos para alcanzar la carbono neutralidad a 2050 en Argentina

https://farn.org.ar/proyecto/elementos-para-alcanzar-la-carbono-neutralidad-a-2050/

8 respuestas

  1. Clarísimo!!!!
    Necesitamos la participación de profesionales para guiarnos en el cambio de hábitos indispensables.
    Gracias por comprometerse!

  2. Muy buen análisis. Aunque como en todo problema, la respuesta a la cuestión de cómo empezar es: «desde el principio». Y esto significa que aparte de continuar nuestra campaña de concientización y prácticas sanas, debemos buscar la forma de convencer a los que producen casi el 40% de la contaminación mundial A QUE AL MENOS FIRMEN EL ACUERDO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *